jueves, 27 de agosto de 2009



El que no posee el don de maravillarse ni de entusiasmarse más le valdría estar muerto, porque sus ojos están cerrados.

No hay comentarios: